SeguridadIOT

 

El surgimiento del internet de las cosas fue motivado por las demandas de control remoto de las operaciones en la industria, en donde era importante controlar diversos tipos de sensores como: temperatura, humedad, accesos, etc. Para facilitar el monitoreo de estos dispositivos, muchos son publicados al internet, de ahí el término “Internet de las cosas”.

 

Dado al éxito y facilidad del monitoreo remoto de los diversos dispositivos para el control de la industria, estos productos empezaron a ser desarrollados para usos personales y de utilidad en la vida cotidiana; para dejar que la tecnología se encargue de las tareas que nosotros estamos acostumbrados diariamente, como estar pendientes de la temperatura del cuarto de nuestros hijos y monitorear mientras duermen, revisar la iluminación, la humedad y que todo esté conectado a la red wifi, accesible desde nuestro teléfono móvil y visibles en cualquier monitor disponible.

 

Podemos planear como serían nuestras vidas si aplicamos hoy el Internet de las Cosas (IoT); imagínese un recordatorio de nuestra agenda en el SmarTv indicando que es hora de dormir porque tenemos un viaje temprano en la mañana, dejando en pausa la película, apagando el televisor y también las luces, al tiempo que una canción relajante acompaña nuestro sueño mientras el Smartwatch monitorea el ritmo cardiaco y temperatura corporal para enviar esta información al sistema de climatización.

 

En la mañana, mediante comandos de voz podemos habilitar los electrodomésticos para que nos presenten los titulares del día; la cafetera prepare el café al gusto y paralelamente el “sistema” llame a la compañía de taxis para ser transportados al aeropuerto. Si camino al aeropuerto olvidamos apagar las luces, alimentar al perro y cerrar la puerta principal, solo bastaría con ingresar a la app desde el móvil para resolverlo con un par de clics.

 

Definitivamente para muchos esto puede ser de gran ayuda en el día a día y facilitará nuestra concentración y tiempo para los proyectos de nuestra vida profesional.

 

¿Pero ha pensado también en los riesgos de seguridad que enfrentan los dispositivos de IoT?, si a media noche se reproduce una canción estridente a todo volumen, la temperatura de la habitación permanece extremadamente baja, la alarma no se activa, se programan dos o tres taxis horas después de nuestro vuelo y ni pensar que sería de las puertas de la casa. Definitivamente nuestra vida sería un caos.

 

Pero las brechas de seguridad en los dispositivos de IoT van más allá de hacernos la vida un caos, que tal si los dispositivos de comando de voz son aprovechados para captar todas las conversaciones y videos de las cámaras de circuito cerrado para ser compartidos en el mercado negro del internet.

 

Estas situaciones nos llevan a pensar ¿Es posible estar seguro en el mundo de IoT?

La respuesta es Sí, recordemos que no existe seguridad 100% infalible, pero si podemos aplicar las mejores recomendaciones de la industria para estar protegidos. Es cierto que estos dispositivos están al alcance de todos, pero no deberían ser instalados por todos, siempre se debe solicitar a un profesional que conozca del Internet de las Cosas y sus riesgos; que haga el respectivo análisis de seguridad de las casas inteligentes y de los dispositivos.

 

Quiero compartirle los errores más comunes que he visto en la configuración de estos dispositivos:

  • Contraseñas en blanco o por defecto.
  • Marcas poco reconocidas y diseñadas con accesos ocultos de fábrica (para facilitar acceso de atacantes, posterior a su instalación).
  • Envió de información (fotos, voz, videos, etc.) a nubes poco confiables.
  • Comunicación en canales inseguros que no utilizan ni siquiera las técnicas mínimas de encriptación, facilitando la interceptación e interpretación de este tráfico.

 

Los dispositivos de IoT facilitan nuestras vidas y para nosotros los amantes de la tecnología son los gadgets más atractivos; pero no hay que dejar la seguridad de lado, no creerá la cantidad de datos que se venden hoy en el mercado negro del internet.

¿Y usted, se siente seguro con todos sus dispositivos IoT?

Por Rómulo Vargas